Florpedia

Plantas 
3 plantas que son repelentes de hormigas naturales 
6 trucos para cultivar plantas con luz artificial 
Aloe Vera: propiedades, usos y beneficios 
Alternativas a las botellas de plástico para salvar el planeta 
Cannabis Sativa: propiedades y beneficios 
Consejos para elegir una planta de interior resistente 
Consejos y cuidados de plantas 
Hiedra 
Hortensia trepadora 
Huertos urbanos 
Las 10 mejores plantas que repelen mosquitos 
Las 5 mejores plantas con efectos positivos antiarrugas 
Las mejores plantas para tiestos colgantes 
Los mejores lugares para practicar escalada y disfrutar del ecologismo 
Plantas acuáticas 
Plantas acuáticas anfibias 
Plantas acuáticas emergidas 
Plantas acuáticas flotantes 
Plantas acuáticas sumergidas 
Plantas no vasculares 
Plantas para la decoración del salón 
Plantas trepadoras 
Plantas vasculares 
Principales plantas silvestres más utilizadas por las aves 
Tipos de plantas 
Tipos de plantas según reproducción 
Tipos de plantas según tamaño 
Trucos y consejos para regar las plantas en vacaciones 
 
Secciones de Florpedia

Árboles y arbustos 
Bonsáis 
Césped 
Claveles 
Flores 
Jardín 
Orquídeas 
Plantas 
Plantas de interior 
Plantas exóticas 
Plantas medicinales 
Plantas suculentas 
Ramos de flores 
Rosas 
Florpedia en Facebook
Florpedia en Google+
Florpedia en Twitter

3 plantas que son repelentes de hormigas naturales

Las hormigas pueden llegar a ser realmente molestas cuando se cuelan en casa, entran en la despensa o se suben en la mesa de la terraza. Si quieres prevenir su aparición sin hacerles daño, te presentamos a continuación algunas plantas ideales para ahuyentarlas y no tener que recurrir a fumigarlas, consiguiendo que tu casa y tu terraza queden totalmente libres de estos pequeños insectos.

La menta

En primer lugar te recomendamos la menta, una planta muy especial que cuenta con repelente natural para las hormigas. Las hojas de menta o las bolsas de té, si no puedes hacerte con una planta completa, serán una gran opción para ahuyentar las hormigas. Simplemente tendrás que ponerlas alrededor de ventanas y puertas, ubicándolas en las típicas grietas por las que suelen entrar las hormigas para evitar y prevenir su aparición.

Los aceites esenciales de menta pueden ser también una buena alternativa si los utilizas aplicándolos en los marcos de tus puertas y ventanas. Asimismo, otra alternativa interesante será preparar bolsas de menta seca y ubicarlas en las esquinas de las ventanas o en los marcos de las puertas para prevenir la aparición de las hormigas de forma muy natural sin tener que hacerles daño ni fumigar la casa.

Hemos comentado con expertos en plantas e insectos aficionados a la montaña cuáles son los mejores repelentes naturales y nos han recomendado esta guía especializada de Montaña.top para poder conocer mucho más sobre las plantas repelentes de hormigas y de ella hemos extraído que sin duda la menta es una planta muy interesante que vas a poder ubicar en interiores y en exteriores. Recomendamos ubicar los tallos de menta en los caminos que suelen recorrer las hormigas para evitar que los sigan para entrar a casa o subir a tu terraza. La menta es muy eficiente a modo de repelente natural para las hormigas porque su olor resulta especialmente desagradable para estos pequeños insectos. De esta forma, si te decides a plantar menta en tu pequeño jardín o en tu balcón podrás decir adiós a las hormigas en casa.

La lavanda

Por otro lado encontramos las plantas aromáticas en general como la caléndula o la hierbabuena a modo de repelente de insectos, pero en este caso nos centraremos en la lavanda para que actúe como repelente natural contras las hormigas, ya que el olor que desprende hará que las hormigas se alejen de tu casa.

Como sucede con la menta, la lavanda es una planta perfecta contra las hormigas. El aroma de sus flores es horrible para estos pequeños insectos y ubicarla en la terraza, en el jardín o en el balcón, será ideal para evitar que las hormigas entren en casa.

Si no tienes espacio para plantar lavanda te recomendamos usar sus tallos con las flores e ir ubicándolos en las zonas por las que suelen pasar o en las que suelen estar las hormigas.

La lavanda, como sucede con la menta, tiene un olor muy intenso que para los humanos es agradable pero para las hormigas es insoportable. De esta manera, si te decides a plantar lavanda seguro que no tendrás problemas con las hormigas. Es importante tener en cuenta que mientras en la menta el aroma proviene de las hojas, en la lavanda se encuentra en las flores, con lo que debes elegir siempre ramas con flores para usarlas como repelente de hormigas totalmente natural.

El tomillo

Por último encontramos el tomillo. Recomendamos plantarlo en un lugar en que le pueda dar el sol de forma directa, pero si no tienes mucho espacio la cocina es una buena opción si lo colocas cerca de la ventana para que le dé bastante el sol, porque además te ayudará a prevenir la infestación de hormigas en esta zona tan delicada de la casa, hacia la que siempre suelen dirigirse estos insectos para buscar alimento.

El tomillo sirve para ahuyentar las hormigas, pero además podrás usarlo para preparar recetas deliciosas dándoles un aroma y sabor perfecto si quieres aprovechar tu nueva planta todo lo que puedas. El tomillo es además especialmente seguro y resistente a la sequía, con lo que con este tipo de planta no tendrás que preocuparte por nada ni regalarla de forma regular. Se trata de una planta que resiste bien la sequía por sus orígenes mediterráneos, con lo que si quieres proteger tu casa de las hormigas de forma natural con una planta pero tienes miedo de que pueda secarse porque no se te dan muy bien los vegetales sin duda el tomillo es la mejor alternativa para ti. Además para evitar la aparición de hormigas también podrás cortar algunas ramas y colocarlas en las zonas de paso de las hormigas o en los rincones por los que suelen colarse como las puertas y las ventanas.



    
Aviso Legal   •   Condiciones de uso   •   Cookies   •   Contacto